Yo

 
 
 
Actualmente mi estilo podría describirse como Pop Art con bastante carga simbólica o incluso surrealista. Mi iconografía está compuesta por todo tipo de referencias culturales y objetos de consumo presentes en el inconsciente colectivo (marcas, personajes, objetos o textos que todos conocemos) aunque descontextualizados para dotarles de un nuevo signicado a través del diálogo que se crea entre ellos. Entre estos iconos prevalecen los que hacen referencia a mi infancia, o incluso últimamente a los gustos de mis hijos. También es habitual el erotismo con cierto aire de ingenuidad.

 Busco despertar la imaginación del espectador a través de la descontextualización de los personajes y la aparente incongruencia de la representación para que surjan sentimientos contrapuestos a partir del título de la obra y la iconografía utilizada. Que afloren recuerdos de su infancia o se sienta atraído por el erotismo de una mirada, que descubra la belleza en escenas violentas o se ría al descifrar las contradicciones de mis obras. Mis trabajos actuales se caracterizan por una fusión de ingenuidad y provocación, realidad y ficción, vida cotidiana y mundos imaginarios, seriedad y humor,…

Es evidente mi referencia constante a la estética del cómic, los dibujos animados, el diseño gráfico, la publicidad, la cultura de masas o las redes sociales.

 Desde 2013 trabajo en una serie sobre Madrid, aunque bajo un punto de vista poco convencional. No son vistas tradicionales de la capital sino escenas descontextualizadas en entornos bien conocidos por todos, personajes del imaginario colectivo en situaciones imposibles o improbables.

 También estoy desarrollando una colección sobre la mujer. “Lo inalcanzable” es lo intangible, lo efímero, lo caduco, una ilusión ante nuestros ojos del mundo que nos rodea, un universo paralelo, otra realidad posible de la que no podemos participar,sólo somos meros espectadores. A través de la figura de la mujer he querido representar la belleza inaccesible, la fugacidad de la ingenuidad infantil, el inevitable paso del tiempo. Pero esto no supone un drama o una frustración, es la esencia de la vida y como tal hay que disfrutarla.

“Gonzalo Sáez crea un mundo mágico con sus pinturas, posiblemente en el que algunas veces quisiéramos vivir” Joaquín González Blázquez, gran amigo y mejor escultor.

Soy licenciado en Historia del Arte y actualmente trabajo como diseñador de publicidad.